Mi Totoro amigurumi

viernes, septiembre 22, 2017

totoro amigurumi con Ximet monerias en fieltro pamonisimayo

¡Moshi moshi monísimas!
Hoy vengo a presentaros oficialmente a mi Totoro amigurumi. Hace ya algún tiempo que me acompaña en ferias y en mi escritorio pero aún no le había hecho una entrada como debía. Y eso no podía quedarse así :) Porque mi Totoro, como todos los amigurumis, tiene una historia detrás...

Érase una vez una chica muy apañá y monísima que vio lana gris en la estantería de una mercería fantástica y pensó que hacía ya mucho tiempo que necesitaba un Totoro en su vida y que podría, perfectamente, tejerse uno. Ya que siempre tejía para los demás se merecía un compañero para ella misma. En esos pensamientos estaba y compró toda la lana que había disponible.
-No me quedaré sin lana.- pensó. Aunque como pasa la mayoría de veces, lo que pensamos y lo que luego pasa en realidad dista mucho de nuestras expectativas.

La chica se puso manos al tejido, la cola, los brazos, las orejas, el cuerpo... ¡Estaba quedando un Totoro enorme! Y seguro que iba a ser super hiper mega achuchable >^.^<

totoro amigurumi monerias en fieltro pamonisimayo

Tejía en cada rato que tenía libre o de hacer colas. Tejía en casa, en el parque, ¡en cualquier parte! En aquellas estaba cuando se dio cuenta horrorizada: ¡Se le había acabado la lana! Y ¡sólo le faltaban 16 vueltas para acabarlo! ¡¡Oh noooooo!! Y era verano y ¡la mercería cerraba!

totoro amigurumi monerias en fieltro pamonisimayo


Intentó buscar de esa marca, de ese color, de ese grosor de hebra en todas partes, pero las existencias estaban agotadas. Así que con todo el dolor de su corazón puso las piezas de su Totoro en una bolsa a la espera de encontrar la hebra que le llevara a su finalización.


Cuando acabó verano se dirigió a la mercería. Pensó que si se había llevado todas las existencias igual no habían tenido tiempo de reponer, que ya sería mala suerte. Pero, ¡por fin algo bueno! ¡¡Sí que tenían!! Así que compró una gran cantidad otra vez... Por si acaso ;) Y vuelta tras vuelta acabó a su Totoro ♥

Su gato Ximet, que era curioso por naturaleza, se puso a olisquearlo e inspeccionarlo más de cerca. ¿Quién era ese al que le hacían fotos? Hmmmm.

totoro amigurumi monerias en fieltro pamonisimayo

Totoro acompañó a la chica en sus andaduras... Muchos quisieron comprarlo pero la chica les dijo que ese Totoro no estaba en venta, que si querían uno tenían que encargarlo.


La acompañó en su zona de estudio...


Y, por supuesto, también en su zona de diseñar y crear monerías...


Otros Totoros partieron junto a otras chicas y niños para hacerles felices. Pero ese Totoro, MI Totoro sigue aquí conmigo. Si vosotras también necesitáis un Totoro en vuestras vidas, poneos en contacto conmigo aquí :)

Espero que os haya gustado la historia :) Y vosotras, ¿tenéis algún muñeco o juguete que os acompañe? ¿Alguna anécdota que contar?

KEEP CALM
AND
PA MONISIMA YO

Que tengáis buen fin de semana.
Be happy monísimas!!

Otras monerías

6 Dicen Monerías

  1. Ay!!! Yo también tengo un rotor que m acompaña, es menos artístico y más de peluche, pero sin un totoro la vida no se ve igual, aunque he de reconocer que ahora me muero por un totoro de amigurumi como el tuyo, es bonito hasta la historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja Gracias Elvira ^.^
      Ya sabes, ponlo en tu lista de tejido :)
      Besicos

      Eliminar
  2. Es muy bonito tu Totoro, pero mas bonita aún la historia, así es que a disfrutarlo.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chary, tú sí que eres bonita ;)
      Besicos

      Eliminar
  3. Es precioso. Me encanta cómo te ha quedado y la compañía que te hace :)
    Yo también quiero uno... Te envío un mensaje.
    Un beso monísima ♥

    ResponderEliminar

Si has llegado hasta aquí ¡No te vayas sin dejar tu comentario! ♥
Me hace mucha ilusión saber que estás ahí y me hace muy feliz leer cada uno de ellos y saber si te ha gustado, servido de algo o ayudado.